Semana mundial de la lactancia Materna

04/08/2014 - 22:23 -- Isabel López Go...

Esta semana se celebra la semana mundial de la lactancia materna.

¿Por qué? Porque es necesario seguir recordando que

“Durante la mayor parte de la historia de la humanidad casi todas las madres han alimentado a sus niños de forma normal, natural y sin aspavientos: amamantando.”

Con esta frase comienza el capítulo 7, dedicado a la Lactancia materna, del documento "Nutrición humana en el mundo en desarrollo", uno de los múltiples documentos de la FAO, principal organismo de las Naciones Unidas. Os lo recomiendo.

Mi historia no es más importante que otra, pero es la mía y es la que os quiero contar.

Yo tengo dos hijas maravillosas.

La primera nació por cesárea y, aunque me preparé para la lactancia materna, no estaba preparada para la incomprensión del personal sanitario que me atendió. Mi niña lloraba, y lloraba, y lloraba. Tenía hambre, entre otras cosas, imagino. Pedí que NO le dieran biberón, y que me ayudaran a ponérmela al pecho para darle el calostro. Que no tenía leche, -me decían-, que estaba recién operada y tenía que descansar… No “me tuvieron paciencia” como diría el chavo del ocho, no. Entonces la que lloraba era yo porque creía firmemente en la lactancia materna...

Una vez en casa una amiga, que entonces estaba en la Asociación Oro Blanco, me ayudó en los primeros momentos. La niña no quería mi pecho ya que probó la facilidad con la que salía del biberón, pero insistí dulcemente y conseguí darle pecho y, aunque fue lactancia mixta, conseguí regalarle mi leche durante 3 largos meses de sacaleches y leche de fórmula. Recuerdo que cuando me dieron el alta me dieron una receta con la marca de leche que debía darle…

Confuso y contradictorio que la matrona te enseñe una cosa y el pediatra otra.

La segunda nació mediante parto vaginal y, estando en el paritorio, lo advertí seriamente: ¡¡ni un biberón!!. Lo conseguí.

Aún unida a mi, por el cordón umbilical, me la pusieron sobre mi pecho, y allí mismo empezó a mamar. Mi marido y yo llorábamos como tontos. Fueron momentos inolvidables, irrepetibles, gratificantes... 16 meses estupendos.

Lo que yo sentía cuando la tenía en mis brazos y la alimentaba, era, en esta ocasión, que el regalo era para mí.

Lactancia materna, ¿elección o moda?

¿Y por qué se abandona la lactancia materna antes de los primeros 6 meses? Pues parece ser que el motivo es por la incorporación de la madre al trabajo, y es que hay que hacer verdaderas peripecias para mantenerla tanto tiempo y conciliar la vida laboral y familiar...

Navegando por la red he encontrado la NTP 664, (las NTP son guías de buenas prácticas) del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo donde te pone al día sobre este tema, derechos y demás. Si quieres saber más pincha aqui”.

Si quieres, puedes... Si no sabes, busca ayuda porque, ¡¡es posible!! Existen muchos mitos sobre la lactancia materna y demasiadas leyendas urbanas.